Minimalismo: el Arte de Tener una Vida Simple

Actualizado: 27 de jul de 2019

No quiero que creas en lo que leas en este espacio, y tampoco afirmes como verdad todo lo que diga.

No soy dueño de la verdad, y creo que nadie lo es. Puedo estar equivocado, es más, muchas veces lo estuve.

Prefiero que, a través de mi compartir, te apropies de lo que pueda agregar valor a tu vida y lo que no, que seas libre de descartarlo.

Quiero que, antes de que sigas leyendo, mires tu alrededor. Respondete a ti mismo, con total sinceridad: ¿Cuales de las cosas que ves a tu alrededor agregan valor a tu vida?

El minimalismo es una corriente, un estilo de vida, quiera decirse, que está muy de moda en todo el mundo. Me pareció interesante poder hacerle una radiografía y contarte por qué me inicié, desde entonces, a vivir en parte con esta mentalidad.

El concepto es muy sencillo: "saber vivir con poco".

No significa vivir sin nada y excluirse de bienes, sino que significa filtrar lo que realmente es importante y excluir todo el resto.

No soy obsesionado con el minimalismo. Quiero conquistar cosas, tener dinero y llegar lejos, pero la mentalidad de la simplicitud me ayuda a proyectar razón sobre todas las deciciones que tomo, priorizando todo aquello que me acerca a mi propósito.

Se trata de reducir nuestros bienes materiales, nuestros "amigos", el uso de la tecnología, a lo más esencial. ¿Cuántos de nosotros ya tuvimos más de 2.000 "amigos" en facebook y no conocía a casi ninguno? Levanto la mano.

Después de abrir los ojos y tomar un poco más de consciencia sobre la realidad, emprendí una dieta de reducción en todas las áreas de mi vida. Pasé a conservar a las personas que realmente importaban, que eran pocas, pero aquellas que realmente estarían ahí cuando lo necesitara.

Todos, en algún momento, sentimos aquella satisfacción de nuestro ego a partir de un número proyectado en una pantalla. ¿Te pasó a vos? Me encantaría que me lo compartieras.

Deberías llamar "amigos" a aquellas personas a las cuales conocés personalmente, y mantenés un vínculo a través del tiempo.

El Minimalismo es la nueva palabra que está de moda. La utilizan aquellas personas que se cansaron del consumismo desenfrenado y prefieren vivir una vida prestando más atención a las cosas que el dinero no puede comprar. Prefieren vivir con más plenitud y libertad. Buscan la felicidad en las pequeñas cosas como sentarse a tomar café al lado de una ventana un día lluvioso, y disfrutar de la textura que se crea con el roce del agua en el vidrio. O sentarse al lado de un árbol y respirar, mientras se escucha el viento golpeando sobre las hojas.

Ese grado de plenitud, la atención plena, el disfrute por las cosas pequeñas que, por ende, son las más hermosas que existen en el universo, son las cosas que el dinero no puede comprar.

Es mucho más que un estilo de vida o algo que decimos para ser "diferente" o "cool", es una herramienta que puede ayudar a aquellos que quieren librarse de los excesos para tener una vida más feliz y alcanzar la realización personal.

Cuando descartás todo aquello que no importa, tenés más tiempo y energía para concentrarte en todo aquello que sí importa y ayuda a acercarte a tus metas.

Seguramente conozcas a la japonesa Marie Kondo y su método "Konmari", si miraste su serie en Netflix o leíste su libro "La Magia del Orden". Si no, recomiendo que lo leas, que lo medites, y que apliques su método en tu vida.

A continuación te dejo algunos puntos que resumen y además, podrían ayudarte a vivir más plenamente:

1. El Minimalismo comienza en la mente.

Antes de salir por la casa buscando cosas para tirar, habría que hacerse la pregunta: ¿Por qué quiero hacer esto? Hace falta tener un propósito definido para obtener ese cambio de mentalidad.

Primero estar consciente de que todo lo que es externo a mí va a reflejarse en mi actuar.

Si ya entraste a un ambiente desordenado y sentiste malestar por eso, seguro te toca lo que estoy hablando.

Un ambiente bien ordenado es reflejo de una mente equilibrada. Un ambiente desordenado es reflejo de una mente desequilibrada.

Una gran herramienta son las visualizaciones. Visualizá en tu mente situaciones y ambientes en los que te gustaría estar presente. Claro que tienen que ser...LIMPIOS!!

Además, podríamos comenzar a filtrar nuestros pensamientos.

Si observamos nuestros pensamientos, no todo el tiempo estamos pensando cosas relevantes, y estas cosas chupan energía.

Saquemos 10 minutos por día para practicar la meditación, hace bien.

Dentro de poco, voy a escribir una entrada hablando exclusivamente de ella, cómo la hago y qué cambios estoy teniendo en mi vida con ella.

2. Arreglá tu cuarto.

Muchas veces, y es en mi caso, aún vivimos con nuestros padres. Puede resultar costoso a principio llevarlos a la misma mentalidad, pero si hay algo que sí podemos controlar y ordenar sin mucha interferencia, es nuestro cuarto.

Empezá por revisar tu ropero e identificar toda aquella ropa que no usaste por más de 3 meses y donarla a un familiar o a alguien que necesite. No significa que tengas que tirar tus pertenencias a la basura, las podés regalar a alguien y así agregarle valor a la vida de esas personas.

Revisá cada cajón y cada sector de tu cuarto. Descartá todo aquello que estaba ahí y ni siquiera te acordabas que estaba. Si ni si quiera te acordabas que estaba ahí, ¿por qué debería ser importante esa cosa para ti? Alguien más le puede dar utilidad.

3. Armá una lista con tus mayores prioridades, descartá el resto.

¿Qué es aquello que realmente importa para ti?

Escribilo en una hoja y tenelo a la vista para poder leerlo todos los días. Las primeras 5 líneas son tus mayores prioridades, todo el resto no lo es, porque si lo fuera, lo hubieras escrito en las primeras 5 líneas.

Nuestras prioridades tienen que acercarnos a nuestras metas, sean ellas el trabajo, nuestros amigos, etc.

4. Repensá tus amigos.

Como ya lo dije anteriormente, es importante mantener relaciones amistosas saludables, con personas que en verdad se importan con nosotros.

Los amigos verdaderos son aquellos con los que no te preocupás de lo que hablar, a donde ir o que plata gastar. No existe ansiedad. Con estar sentado en un cordón tomando mate y en su compañía ya sos pleno, por que sabés que es una persona con quien podés contar.

Muchos salimos agregando muchas amistades virtuales para validar nuestro ego y creer que somos queridos. Esos no son nuestros amigos. Los amigos verdaderos los contás con los dedos: son 2, 3 o 4 como mucho.

¿A quiénes les mandarías un mensaje si tuvieras un problema importante? Anotalos.

5. Disfrutá el momento presente.

Otro gran tema a ser discutido futuramente, pero no quita que lo abrevie en esta ocasión.

Centremos nuestra atención a aquello que está ocurriendo en el momento. Dejemos nuestro celular en casa cuando vayamos a ver a nuestros amigos. Es un acto irrespetuoso con aquellos que están dedicando su tiempo a mirarnos y hablarnos y que en ese momento, saquemos nuestro celular del bolsillo para mirar nuestro Facebook o Instagram.

¿Esas redes sociales son más importantes que disfrutar de una buena ronda de amigos, presencialmente?

Practiquemos la atención plena para estar de cuerpo y alma en aquella actividad que estemos emprendiendo.

6. Limitá las idas al Shopping.

El corazón llega a acelerar cuando miramos aquella vidriera con la ropa con 50% de descuento. No obstante, terminamos comprando y la usamos una vez, luego pasa a adornar nuestro ropero. En un par de meses, son varias prendas las que sirven de adorno.

¿Por qué comprar algo que usaríamos una sola vez? Significa que nuestros mecanismos de compra son muy inconscientes. Algo en aquella promoción despertó un deseo ardiente de querer comprar la ropa, pero, al fin y al cabo, resulta no ser lo que queríamos después de un tiempo.

Me encantaría saber tu opinión. ¿Te parece que el minimalismo podría ayudar a las personas a tener una vida más plena?

¡Muchas gracias por leer este blog y por existir!

Deseo que tu vida sea plena y que puedas realizar todo lo que te propongas. El sentido de mi vida es ayudar a darle sentido a la tuya, y por ese motivo dedico con mucho amor un poco de tiempo a escribir estos textos.

¡Copartí este blog si pensás que puede ayudar a alguna persona!

51 vistas1 comentario

@2020 Bruno Acosta | Todos los Derechos Reservados

BRUNO ACOSTA